magia blanca
 
 
 
 

 

5.- HSŰ / ESPERA (NUTRICION)

 

espera

 

K´an El abismo, Agua.
Ch'ien Lo Creativo, Cielo.
Todas las cosas necesitan ser alimentadas. Este re­galo llega a su tiempo y hay que saber esperarlo. Es­te hexagrama muestra las nubes en el cielo, dando lluvia y refrescando todo lo que crece y proveyendo a la humanidad comida y bebida. La lluvia llega por sí misma, no podemos hacerla venir, tenemos que es­perarla. La fuerza frente al peligro consiste no en arremeter contra él, no se trata de agitarse e impa­cientarse.

 

EL JUICIO:
"Espera. Si eres sincero, tendrás brillo y éxito. La perseverancia trae buena fortuna. Alguien tendrá que cruzar la gran corriente".
La espera no consiste en una esperanza vacía. Hay certitud de buscar la meta. Alguien se enfrenta a un peligro que debe ser supera­do. La debilidad y la impaciencia no ayudan. Sólo un hombre fuerte puede superar al destino. Contrae con­sigo mismo el compromiso de ser sincero. Sólo cuan­do tenemos el coraje de enfrentar las cosas tal corno son, sin ninguna especie de auto-engaños ni desilu­siones, tenemos la claridad suficiente para observar toda la línea de acontecimientos y reconocer el cami­no al éxito. Este reconocimiento debe ser seguido por una acción decidida y perseverante. En ese mo­mento el hombre estará preparado para cruzar la gran corriente, es decir, será capaz de tomar las deci­siones necesarias para superar el peligro.

 

LA IMAGEN:
"Las nubes suben en el cielo: la imagen de la espe­ra: El hombre superior que come y bebe se alegra con un buen banquete".
Las nubes en el cielo indican una próxima lluvia. Lo único que puede hacerse es esperar que la lluvia caiga. Lo mismo en la vida. No podemos forzar el futuro interfiriendo en las cosas an­tes que llegue su tiempo. Podemos, sí, fortificar el cuerpo comiendo y bebiendo y lo mismo la mente. El destino llega cuando quiere y estamos preparados.

 

LAS LINEAS:
Nueve en la base significa: "Esperando en la Prade­ra. Enseña a aguardar con paciencia. Sin reproches".
El peligro todavía no se presenta. Las condiciones todavía son simples, pero ya existe el sentimiento que se producirán problemas. Uno debe tratar de llevar su vida normalmente por todo el tiempo posible. Sólo así se puede evitar un prematuro desgaste de energías, librarse de los reproches y los errores que pueden acarrear la debilidad más adelante.
Nueve en el segundo lugar significa: "Esperando en la arena. Hay algunos chismes. El-final trae buena fortuna".
El peligro se acerca gradualmente. La are­na está cerca de los bancos del río y él agua signi­fica peligro. Falta el descanso y le echamos las cul­pas a otros. El que permanece en calma puede lograr que las cosas marchen bien al fin. Las calumnias pue­den ser silenciadas si no las retribuimos con injurias.
Nueve en el tercer lugar significa: "Esperando en el pantano, nos acerca a la llegada del enemigo".
Un pantano no es un lugar para esperar, especialmente si constantemente lo remueven las aguas del arroyo. Hay que acumular mucha energía para cruzar la corriente y tener cuidado para no partir prematura­mente, lo que podría conducirnos a los bancos de cieno. El que se encuentra en una posición tan des­favorable atrae, naturalmente, a los enemigos que tra­tarán de tomar ventaja. Precaución y sentido de la se­riedad de la situación es todo lo que se puede hacer para evitar el daño.
Nueve en el cuarto lugar significa: "Esperando en la sangre. Salir del agujero".
La situación es extraor­dinariamente peligrosa. Es de suma importancia, la materia de la vida y de la muerte. El derramamiento de sangre parece inminente. No se puede avanzar ni retroceder. Estarnos atrapados en un agujero. Sólo po­demos levantarnos rápidamente y dejar que el destino siga su curso. De esta manera por lo menos evitare­mos agravar los problemas por cualquier cosa que po­damos hacer.
Nueve en el quinto lugar significa: "Esperar co­miendo y bebiendo. La perseverancia trae buena for­tuna".
Incluso en el centro del peligro se presentan intervalos de paz cuando las cosas marchan relativa­mente bien. Si ponemos suficiente empeño, podemos sacar ventaja de estos intervalos para renovar fuer­zas. Debemos saber aprovechar cada momento tenien­do en vista la meta; la perseverancia es indispensable para lograr la victoria.
Seis en la cúspide significa: "Alguien cayó al ho­yo. Llegan tres huéspedes inesperados. Honrémoslos, v finalmente habrá buena fortuna".
La espera fue superada; el peligro está próximo a ser desviado. Alguien cayó al agujero y debe resignarse a lo inevitable. Todo parece haber sido en vano. Precisamente a último extremo la situación cambia. Hay intervención extra­ña para ello., Al comienzo no podemos estar seguros de su significado; ¿el rescate o la destrucción?. Una persona en esta situación debe mantenerse alerta y no tener un prematuro gesto de rechazo, sino mirar la situación con respeto. Finalmente escapa al peligro y todo va bien. Aunque la fortuna llegue en una for­ma que al comienzo nos parezca extraña.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<VOLVER>

 
   
 
 
 
 
Aviso Legal | Politica de privacidad | Condiciones de Uso Web

Precio-806: Máximo desde . Fijo: 1,21 y desde movil Movil 1,57 Euros el minuto IVA incl. Mayores de 18 años
951 98 72 45 -: En este número fijo, puede hacer su consulta mediante Tarjeta, Mastercard y Visa.