magia blanca
 
 
 
 

PERSONALIDAD DE LA RATA

La Ratasigno chino rata

Me proclamo la gran ganadora,
Soy un eslabón y funciono, sin embargo, como una unidad total.
Apunto a las vastas alturas
Y, con seguridad y firmeza,
Doy en el blanco.
La vida es para mí un único y gozoso viaje.
Cada búsqueda debe terminar con una pregunta nueva.
Soy el progreso, la exploración, la intuición.
Soy la matriz de la actividad.
SOY LA RATA

 

EL AÑO DE LA RATA

El año de la Rata es un año de abundancia, que trae oportunidades y buenas perspectivas. Vendrá marcado por especulación y fluctuaciones en el precio de los bienes de consumo y en el mercado accionario, y por una expansión general de la economía mundial. Los negocios estarán en auge, será posible hacer fortuna y es buena época para acumular riquezas. Sin embargo, es también el momento de hacer planes de inversión a largo plazo, ya que la bonanza que aporta el año de la Rata nos ayudará a pasar los años yermos que pueden seguirle. Todas las empresas comenzadas en estos momentos tendrán éxito, si se las prepara bien, pero no hay que correr riesgos innecesarios: la Rata no deja de estar regida por el frío del invierno y la oscuridad de la noche. Quienes especulen sin discriminación e intenten abarcar demasiado se encontrarán finalmente con un triste saldo.
En general, será un año más feliz que lo habitual, libre de guerras y acontecimientos explosivos y con muchas menos catástrofes que, por ejemplo, los años del Tigre o del Dragón.
Pese a todo, será un año excitante. Trae múltiples altercados, regateos y discusiones ociosas, que poco daño harán. Es una época de simpatía, que ayudará a la mayoría de nosotros a establecer buenos contactos sociales y a divertirnos.

LA PERSONALIDAD RATA

El encanto de la personalidad Rata es tan universalmente conocido y apreciado como el Ratón Mickey. el personaje de Walt Disney. La Rata es capaz de ser directa y sincera, pero de manera aparentemente tan ingenua que uno queda en desventaja frente a ella.
Trabajadora y ahorrativa, es notablemente fácil entenderse con ella, pero sólo será generosa con aquellos por quienes siente excepcional afecto, de manera que si recibes valiosos presentes de una Rata, eso significa indudablemente que has sabido ganarte su estima. Sin embargo, a pesar de su modalidad ahorrativa, la atracción que irradia es tal que jamás se verá falta de admiradores.
Superficialmente, una persona del signo Rata puede parecer reservada, pero no lo es; jamás es tan tranquila como puede aparentarlo. En realidad, se agita fácilmente, pero es capaz mantener el dominio de sí, lo cual explica por qué es tan popular y tiene tal multitud de amigos.
La persona de este signo es, por lo común, excepcionalmente inteligente, sociable y feliz. En ocasiones nos encontraremos una Rata hipercrítica, gruñona y empeñada en encontrar pelos en la leche. Pero, en general, le gustan las fiestas y otras reuniones numerosas. Tenderá a asociarse a clubes exclusivos y casi siempre se la podrá encontrar en un estrecho círculo de amigos o conspiradores en algún plan común. Le gusta comprometerse y es muy expansiva.
La Rata estima realmente a sus amigos, compañeros y familiares; en ocasiones se complica con la vida y los problemas ajenos, porque una vez que los ha establecido, no le es fácil liberarse de vínculos emocionales intensos. Aun así, nunca se puede estar seguro de cuáles son, exactamente, su posición y su actitud. Su capacidad para el amor sólo puede ser superada por su astucia y su afición por el dinero.
Un jefe Rata puede mostrarse muy interesado en saber si sus empleados hacen suficiente ejercicio o siguen una dieta equilibrada. Se interesa sinceramente y de corazón por su bienestar: irá a visitarlos cuando estén enfermos, hará de los problemas de ellos sus propios problemas, pero cuando se trate de acceder a un bien merecido aumento de salario, escurrirá el bulto y se mostrará un tanto tacaño. Cuando se trata de hacerle aflojar dinero a la Rata, será necesario ejercer mucha presión y entrar en negociaciones colectivas.
Una mujer Rata puede ser una fuente continua de admiración, presentándose como un modelo de frugalidad. Está continuamente repartiendo ropa usada, componiendo juguetes, comprando o vendiendo artículos de segunda mano, estirando las comidas, los sobrantes y el presupuesto familiar hasta que uno cree realmente oírlos gritar. Sin embargo, es posible que no se preocupe por aplicar tan rígidas normas cuando se trata de su preciosa progenie. Si sus hijos saben encontrarle el punto débil, a la madre Rata le será muy difícil negarles nada. Es raro que las Ratas sean cicateras en lo que se refiere a su familia.
Hay veces en que la Rata muestra una decidida vocación por el clan; es posible que haya cierta verdad en aquello de que la seguridad está en el número. A una Rata jamás le preocupa tener una boca más para alimentar, y es capaz de permitir que familiares, amigos, parientes políticos y otras hierbas se queden en su casa y encuentren sustento en ella. ¿Por qué? Porque la astucia de la Rata le permitirá siempre encontrarles alguna tarea para que puedan pagarse la pensión. Haraganes, vagos profesionales y viajeros sin billete no tardarán en estar trabajando en esa casa. Podemos confiar en la eficiencia de la Rata para comprobar que la caridad tiene sus límites.
Un nativo de este signo guarda bien sus secretos, pero cuando se trata de confidencias, puede ser un experto en «limpiar» jardines ajenos. Tiene pocos escrúpulos en cuanto a usar la importante información que ha obtenido, y también es capaz de capitalizar los errores ajenos. Después de todo, no se puede, por cierto, esperar que ignore el llamado de la ocasión, y menos cuando se ha pasado tanto tiempo con el oído pegado a la puerta.
Por más que la Rata tienda a ser reservada con sus sentimientos, siempre se puede decir cuándo está alterada porque tiende a volverse quisquillosa, cortante e impertinente; a veces, insoportablemente machacona. Y como la Rata es activa y sumamente laboriosa, lo que más la irrita son la ociosidad y el despilfarro.
Entre sus aspectos negativos está que a las personas de este signo les encanta traer y llevar chismes, criticar, establecer comparaciones, comadrear y negociar... generalmente, cosas sin importancia. Compran cosas que en realidad no necesitan y siempre se dejan engañar por las rebajas. Tal vez sea su necesidad de acumular, pero el caso es que, tanto en su corazón como en su cuarto se encontrará un montón de recuerdos, reliquias y cantidad de desechos sentimentales arrinconados. La Rata tiende también a ser el correveidile del barrio, aunque por lo general lo hace con buenas intenciones.
La gente de este signo tiene fama de que entre ellos hay excelentes escritores, lo cual no es nada sorprendente. Por algo la Rata se enorgullece de saber prácticamente todo de todo el mundo en su medio. No se le escapa nada, tiene un ojo infalible para los detalles, excelente memoria, y es increíblemente preguntona.
Los nativos de este año tendrán éxito en cualquier cosa que |decidan hacer porque -como su signo, la Rata- se adaptarán a la situación en que se encuentren. Son gente que tiene capacidad para enfrentar dificultades y se encuentran en su salsa durante una crisis. Juiciosa y despierta, la Rata posee una aguda intuición, es previsora y tiene sutileza para los negocios. La adversidad le viene muy bien para aguzar el ingenio, y una Rata siempre estará ocupada planeando algo.
No es necesario preocuparse por su seguridad, porque la Rata siempre verifica que esté despejada la salida de emergencia antes de entrar en ninguna negociación....por las dudas tenga que salir ; de escena precipitadamente o antes de lo previsto. La propia conservación ocupa un lugar importante en su lista de prioridades, y generalmente toma el camino con menos complicaciones. Quien quiera verse rápidamente libre de dificultades, hará bien en seguir a la Rata, que tiene incorporado en su sistema un mecanismo de alarma y de defensa que raras veces falla.
La piedra en que suele tropezar es su exceso de ambición. Intenta hacer demasiado y demasiado pronto, como resultado de lo cual dispersa sus energías. Si puede evitar este escollo y perseverar hasta terminar lo que ha empezado, una persona de este signo terminará haciéndose rica... lo cual le irá perfectamente, ya que a las Ratas les encanta el dinero.
Aunque está equipada con una capacidad innata para detectar el peligro, razón por la cual debería saber cuándo detenerse es frecuente que a la Rata se le haga muy difícil confiar en su propio y sano juicio, porque simplemente no puede resistirse a las ocasiones y los supuestos «arreglos ventajosos». Lamentablemente, termina por caer siempre en la misma trampa. No tendría problemas en la vida, sólo con que pudiera dominar su avidez y retirarse mientras va ganando. La codiciosa Rata tendrá que sufrir por lo menos un grave golpe financiero en su vida para que se dé cuenta de que la avaricia no da dividendos. Sin embargo, es muy improbable encontrar un nativo de este signo que sea pobre y quien lo encuentre puede apostar a que, con su capacidad para darse maña. la Rata no seguirá mucho tiempo en la pobreza. Estaría totalmente en desacuerdo con su carácter no tener una pequeña reserva escondida en alguna parte.
Por ser el auténtico sentimental del ciclo chino, el nativo de la Rata no sólo mantiene estrechos vínculos con sus hijos, sino también con sus mayores. Los padres de hijos nacidos en el año de la Rata pueden estar seguros de que estarán bien cuidados y atendidos. A diferencia de los hijos Dragón, que pueden exigir perfección de sus padres, la Rata tendrá infinita confianza en los suyos, se ocupará de sus necesidades y pasará por alto sus flaquezas.
Aparte de mimar y consentir a los hijos y al marido, la madre Rata revela en los hechos que es un ama de casa estupenda. Seguirá el curso de la carrera de su marido como si ella misma se la organizara, animará a los niños a tomar lecciones de piano, ballet y violín. y llevará a cabo una actividad social tal que a uno le dan mareos. En cuanto al marido, si es de este signo, será fácil encontrarlo ayudando en las tareas domésticas y le gustará pasar los fines de semana y las vacaciones con la familia.
La hora de nacimiento tiene gran importancia en la forma de vida de la Rata. No hace falta decir que una nacida durante la noche tendrá una vida más activa y agitada (de noche, las Ratas tienen que andar constante y furtivamente en busca de comida) que su hermana nacida en las calmas horas del día.
El nativo de la Rata se sentirá atraído por las personas del signo del Buey. en quienes encuentra gente fuerte, confiable y capaz de apreciar la devoción que les puede ofrecer. También los poderosos nativos del año del Dragón son compatibles con la Rata. quien además hallará inteligente y atractiva a la Serpiente y puede establecer con ella alianzas favorables. Como el poder y el brillo la fascinan, la Rata caerá siempre presa del irresistible encanto del Mono. Tiene afinidad con la destreza con que éste hace las cosas y el Mono, a su vez, se regocijará al encontrar en la Rata su propia longitud de onda, la astucia. Tampoco el Tigre, el Perro, el Jabalí y las demás Ratas tendrán problema alguno para formar equipo con ella.
En cambio, tendrá muchos conflictos con la gente nacida bajo el signo del Caballo, demasiado independiente y tornadizo paral la modalidad gregaria de la Rata. Tampoco sería prudente que se casara con el Gallo, el intrépido soñador que exaspera el sentido práctico de la Rata. También es cuestionable la unión con Oveja, que con su complacencia despilfarraría, probablemente los; ahorros reunidos por el tesón de la Rata.
 
<SIGUIENTE >
< - 1 / 3 - >
 
   
 
 
 
 
Aviso Legal | Politica de privacidad | Condiciones de Uso Web

Precio-806: Máximo desde . Fijo: 1,21 y desde movil Movil 1,57 Euros el minuto IVA incl. Mayores de 18 años
951 98 72 45 -: En este número fijo, puede hacer su consulta mediante Tarjeta, Mastercard y Visa.